Recetas de sándwich diferentes para llevar al trabajo

Una de las cosas más tediosas del día a día es empezar a pensar en el menú diario. Todo se complica si además el menú debemos comerlo en el trabajo delante del ordenador o en una pequeña sala en 15 minutos.

Evidentemente, las recetas de siempre, como las lentejas, siempre son una buena opción cuando uno tiempo para comerlas y digerirlas, sin embargo, pueden ser un problema cuando necesitamos un par de horas de siesta después.

Por otro lado, existen trabajos que exigen una comida ligera y rápida que nos permita seguir activos unas horas más y que no requieran de mantel, cuchillo y tenedor. Algo rápido de preparar, de comer y práctico de llevar. Para todos aquellos trabajadores, los sándwiches son la solución perfecta.

Muy lejos del clásico sándwich de jamón y queso, los sándwiches actuales pueden incluso a ser pequeñas delicias gourmet dignas de una estrella michelín. Aunque no vamos a ser tan pretenciosos en este post, sí que vamos a facilitarte algunas recetas creativas que consigan elevar tus experiencias culinarias del sándwich por encima de la media.

Sándwiches creativos para llevar al trabajo

Sándwich de pollo

Sándwich de pollo al pesto con aguacate

No hace falta poner demasiados ingredientes, a veces una buena salsa marca la diferencia entre un sándwich mediocre y uno que nos eleve el alma. Para este sándwich escoge un pan integral, que es un poco más seco que el blanco, úntalo con una buena capa de pesto, aguacate cortado y hojas de espinacas frescas. Por último, coloca pechugas de pollo a la parrilla. Un sándwich ligero, sabroso y diferente.

Pita vegetal

Bocadillo mediterráneo de hummus y vegetales

Si prefieres opciones más vegetarianas, puedes escoger un pan de pita integral, añadirle, hummus, unas lonchas de pepino, tomate, cebolla roja, y aceitunas negras. Por último, incorpora un poco de queso feta desmenuzado y unas hojas de albahaca fresca. ¡Cuidado! Porque te mirarán los compañeros con envidia.

Sándwich club

Sándwich club de pavo y bacon

Una apuesta segura. Tuesta 3 rebanadas de pan de molde. En la primera capa coloca hojas de lechuga, tomate y pavo asado. Coloca la otra rebanada de pan y agrega las tiras de bacon crujiente y mayonesa. Por último, cierra el sándwich con el pan y asegura que no se abra con unos palillos. Córtalo en cuartos para poder comerlo sin poner todo el ordenador perdido.

wrap de salmón

Wrap de salmón ahumado y aguacate

A veces basta solo con cambiar el tipo de pan para que nuestro sándwich tenga un matiz muy diferente. El wrap es una buena opción para cambiar el pan de molde y es fácil de comer en cualquier momento. Sobre un wrap unta una capa de queso crema, añade láminas de salón ahumado, rebanadas de aguacate, cebolla morada muy fina, y rúcula fresca. Aliña con unas gotas de zumo de limón y un toque de eneldo. Enrolla con cuidado y envuélvelo en papel de aluminio.

Bocadillo de albóndigas

Bocadillo de albóndigas

Para días especiales en los que no requieras pensar demasiado en el trabajo, este sándwich, nada ligero, es uno de los más sabrosos. Eso sí, deberás tener algunas cuantas albóndigas preparadas, o esas albóndigas que sobran sueltas de vez en cuando. Colócalas en un pan blanco tradicional, con salsa marinara, queso mozzarella rallado y espolvorea con albahaca. Deberás calentarlo en el microondas antes, pero se te saltarán las lágrimas al comerlo.

Aunque, si realmente tienes tiempo para poder disfrutar de una buena comida, no te conformes con un sándwich y reserva mesa en Astral Café, puedes disfrutar de nuestros menús diarios en nuestro establecimiento, recogerlos y llevártelos al trabajo, o pedirlos a domicilio sin moverte de casa. ¡Tú eliges!

 

Scroll al inicio

¿Te llamamos?